Select Page

La historia de Urbano: “Toda una vida cuidando a los muertos”

La historia de Urbano: “Toda una vida cuidando a los muertos”

A través de la edición digital de el diario El País nos hacemos eco de la historia de Urbano: “Toda una vida cuidando a los muertos“.

Urbano, un hoyanco que trabajó más de diez años en la empresa de jardinería de la funeraria municipal de Madrid, complementa su pensión y pasa el tiempo limpiando sepulturas en el cementerio de la Almudena (Madrid).

Este es el extracto de la noticia publicada por Diego Fonseca en la edición digital de el diario El País:

<< Urbano es de izquierdas, de la zona roja, porque cuando en 1937 republicanos y golpistas guerreaban por el poder en España, él nacía en un pueblo de Cuenca, Reillo, donde la sublevación franquista fue repelida con facilidad. “Por eso cuento siempre que soy rojo de nacimiento”, bromea Urbano, que se ha pasado media vida cuidando a los muertos republicanos ilustres y anónimos del cementerio civil de La Almudena, en Madrid, a cambio “de la voluntad” de las familias. A Pablo Iglesias, fundador del PSOE, a Largo Caballero, presidente del Gobierno durante la Segunda República, o a Julián Besteiro, presidente del PSOE y de UGT en la misma época, ya no recuerda si fueron cientos o miles las veces que les barrió y cepilló las sepulturas y les podó los rosales.

Como los otros diez limpiadores clandestinos que quedan en el camposanto, Urbano siempre se viste de batalla cuando va a la necrópolis a trabajar. A sus 78 años se enfunda un pantalón azul de albañil y una chaqueta y un gorro de lana para frotar y baldear las cuarenta lápidas por las que viudas, hijos o demás familiares de los que se fueron le pagan unos cuartos al año. Por la de Besteiro y Largo Caballero, por ejemplo, las fundaciones de estos dos políticos le recompensan cada una con 90 euros. “Mi pensión es muy baja, y así me gano un complemento”, explica Urbano, que antes, como el resto de clandestinos, trabajó en La Almudena más de diez años en la empresa de jardinería de la funeraria municipal de Madrid. A esta compañía llegó en 1986, tres años antes de que enterrasen en la necrópolis a La Pasionaria —”aún me acuerdo muy bien de aquel día”—, y allí tampoco cobraba demasiado: 55.000 pesetas al mes, “y con cinco hijos tenía que hacer álgebra” para llenar cada día los platos de comida. Cuando se jubiló, ya con 60 años, decidió quedarse en el camposanto: “En casa me aburro, y como estoy cerca de Madrid [vive en El Hoyo de Pinares, un pueblo de Ávila cerca de la capital], pues vengo y me entretengo”.

Con los años, el día a día en La Almudena de estos clandestinos se ha hecho más evidente. Algunos han hecho suyo pedazos del terreno del camposanto, que es propiedad del Ayuntamiento, levantando casetas en las que guardan sus productos de limpieza, su vestimenta y su carromato. Urbano, que también se encarga de la zona hebrea del cementerio, se lleva sus enseres en el coche porque desde hace unos meses solo acude a limpiar las lápidas los miércoles y los domingos: “Ahora tengo menos que hacer porque tengo menos sepulturas, y como soy mi propio jefe, voy y vengo cuando quiero”. Donde más dinero ha ganado ha sido en el cementerio hebreo, pero en él ya solo cuida tres lápidas por 100 euros al año cada una. Antes —hace casi dos años que no hay un entierro en la zona judía por la falta de nichos—, por quemar la ropa del fallecido, ocuparse del velatorio y fregar le daban 20.000 pesetas: “Yo casi estaba deseando que se muriera alguno”, bromea.

Después de tres décadas en La Almudena, Urbano ya no sabe si le queda mucho tiempo en el cementerio: este mes tiene que renovar su carné de conducir y no está seguro de que vaya a pasar las pruebas a sus 78 años. Sin el coche, no podría llegar desde su municipio de Ávila, y ya está pensando en traspasar las sepulturas a varios amigos. Si lo hace, no volverá a pisar su camposanto republicano porque nunca ha comprado un nicho: “Es que yo, si me muero, que, por favor, me entierren en mi pueblo. Y eso que aquí me siento como en casa, que soy muy rojo”. >>

 

Fuente de la noticia: Diario El País – Toda una vida cuidando a los muertos

Déjanos tú comentario...

Buscar…

El Tiempo

Pronóstico de Tutiempo.net

Vídeos

Loading...

Agenda

enero 2018

Próximos Eventos

No hay Eventos programados

Publicidad

Noticias más leídas

Anúnciate aquí…

Suscríbete…

Quieres recibir notificaciones por email de la publicación de nuestras noticias... No lo dudes, suscríbete a nuestra Newsletter.

Síguenos en Twitter