Select Page

La invasión silenciosa

La invasión silenciosa

La “procesionaria” inunda los pinares de El Hoyo de Pinares

Si bien todos los años nuestros bosques de pinos sufrían el ataque de la procesionaria, este año se ha adelantado la aparición de las orugas y ha aumentado considerablemente su población.

El incremento de las temperaturas ha favorecido la proliferación de esta plaga, adelantando su ciclo biológico.

El incremento medio de las temperaturas ha favorecido a esta “plaga”. Las cálidas temperaturas de Enero han provocado que se adelante su ciclo biológico, comenzando el descenso de la oruga en “procesionaria” hacía el suelo para comenzar el proceso de metamorfosis a mariposa. Además, la escasez de frío en estas épocas del año ha conseguido que el número de larvas que sobreviven al invierno sea mayor, aumentado considerablemente la población de orugas en los pinos.

Antes de continuar con más opinión damos un pequeños broches de información sobre esta peculiar plaga que inunda nuestros pinares.

Introducción:

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) es una especie de lepidóptero, comúnmente conocido como mariposa, que abunda en los bosques de pinos de Europa del Sur y central, donde es una plaga muy extendida. Además de los pinos, habita también en cedros y abetos.

Las orugas (fase de larva) están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire, por lo que pueden provocar irritación en oídos, nariz y garganta en los seres humanos, así como intensas reacciones alérgicas. La sustancia que le confiere esta capacidad urticante es una toxina termolábil denominada Thaumatopina.

Ciclo Biológico:

En verano, los adultos en forma de mariposa se aparean. La hembra comienza la puesta (100-300 huevos) en las copas de los pinos, sobre las acículas. La vida en estado de mariposa es efímera (de días), su único objetivo es reproducirse.

Los huevos eclosionan aproximadamente un mes después (septiembre-octubre), naciendo las larvas que comenzarán a alimentarse de las acículas del pino desde el primer momento, produciendo su defoliación y construyendo los nidos (bolsones de seda) para protegerse del frío. Las larvas pasan por 3 estados larvarios durante el otoño, llegando al tercer estado, ya en forma de oruga para el invierno. Aquí construyen unos bolsones muchos más densos para protegerse del frío, generalmente en las ramas exteriores para percibir más calor.

Pasado el invierno, entre febrero y abril,  las orugas descienden al suelo desde los árboles, en características filas indias (de ahí su nombre común de "procesionarias") para buscar un sitio adecuado (20ºC) donde enterrarse en el suelo y pupar (convertirse en crisálida). Unos meses más tarde (verano), emergerán las nuevas mariposas y comenzará de nuevo el ciclo.

Daños:

Esta plaga puede causar daños tanto medioambientales como en la salud de personas y animales

Daños Medioambientales: Según los expertos las larvas "no llegan a matar el árbol, pero las defoliaciones que producen pueden ser a veces muy aparentes". En función de la masa forestal y el nivel de la plaga los daños en los pinares pueden ser preocupantes. En general podría hablarse de:

· Nivel 0: No presencia (detección) de orugas.
· Nivel 1: Colonias aisladas en árboles ubicados en el límite del bosque.
· Nivel 2: Numerosas bolsas en los árboles límite y presencia ocasional en el interior.
· Nivel 3: Defoliaciones parciales en el borde y bolsas frecuentes en el interior.
· Niveles 4-5: Ataque con defoliación intensa y progresiva en toda la masa forestal.
Daños en la Salud: Los peligros para el ser humano y animales asociados con estos insectos derivan del eventual contacto o exposición a sus “pelos” urticantes. Cada oruga dispone a lo largo de su cuerpo de unos 500.000 pelos de diminuto tamaño que pueden desprenderse con facilidad, implica un riesgo importante de urticaria no sólo por contacto directo sino también vía aérea a través del efecto de corrientes de viento.

El contacto suele desencadenar reacciones cutáneas locales más o menos llamativas, aunque también pueden dar problemas oculares, bronquiales e –incluso, anafilaxia severa. Existen otros casos (más infrecuentes) relacionados con reacciones alérgicas.

Especialmente los niños y animales de compañía como perros y gatos son los más vulnerables.

El tratamiento indicado por los especialistas ante una picadura es tratar con hielo y en algún caso con antihistamínico o antiinflamatorio. Si persiste la hinchazón y malestar acudir al médico de cabecera, donde generalmente suministrarán Urbasón (corticoides).

Métodos de Control:

Para el control de esta plaga se utilizan medios físicos, químicos y biológicos.

· Medios físicos: Mediante corta, eliminación de los bolsones cuando aún las orugas están dentro, produciendose a posteriori la quema de los mismos cuando el insecto está en fase de larva.

· Medios químicos: Utilización de insecticidas sobre las larvas en la fase de su primer estado. Hasta el 15 de septiembre de 2012 se utilizaban los medios aéreos, pero estos han sido prohibidos en la U.E. y en España desde esa fecha, tras la publicación del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre, por el que se establece el marco de actuación para conseguir un uso sostenible de los productos fitosanitarios.

· Medios biológicos: Utilización de feromonas para capturar en trampas a los machos adultos reduciendo las posibilidades de cópulas.

Referencias:

· Thaumetopoea pityocampa - Wikipedia
· Orugas procesionarias. Prevención y control - Madrid Salud

 

Con toda esta información y en lo referente a nuestros pinares nos preguntamos y a la vez os preguntamos:

· ¿Realmente está afectando gravemente a nuestros pinares?

· ¿Cómo podemos detener o minimizar el avance de esta plaga?

· Si hace años se fumigaba con avionetas y ahora está prohibido tras el Real Decreto 1311/2012 de 14 de septiembre, ¿qué métodos de fumigación se pueden utilizar ahora?

· Recordamos aquellas trampas de feromonas de metal colgadas de los árboles o que nos encontrabamos caídas en nuestros paseos por el campo. ¿Qué ha sido de esas trampas? ¿Ya no se utiliza este método?

·  ¿El aumento considerable en los últimos años se debe realmente al incremento de las temperaturas o a la disminución de la prevención?

· ¿La falta de medios y presupuesto de los últimos años ha agravado este problema?

 

Sin duda son muchas las preguntas sin respuesta, pero la situación preocupante en nuestros pinares quizás lo requiera.

Esperamos vuestros comentarios y opiniones…

Autor: Juan Rodríguez Povedano


Os dejamos unas cuantas fotografías tomadas este pasado fin de semana en la zona del “picnic”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Déjanos tú comentario...

Buscar…

El Tiempo

Pronóstico de Tutiempo.net

Vídeos

Loading...

Agenda

diciembre 2017

Próximos Eventos

No hay Eventos programados

Publicidad

Noticias más leídas

Anúnciate aquí…

Suscríbete…

Quieres recibir notificaciones por email de la publicación de nuestras noticias... No lo dudes, suscríbete a nuestra Newsletter.

Síguenos en Twitter